Wind Surf: en el velero de Windstar Cruises


Wind Surf, con un arqueo de unas 15.000 toneladas, 2.400 metros cuadrados de velas en cinco mástiles y una eslora de unos 190 metros, es uno de los mayores veleros que navegan en la actualidad y ofrece espléndidos itinerarios de crucero.

Con una capacidad para 314 huéspedes y una proporción de pasajeros/tripulación de aproximadamente 1:1, la unidad de Windstar Cruises es un barco con todas las comodidades y servicios, con un amplio espacio a tu disposición.

Presentado en 1989, ha sido sometido a una amplia remodelación, lo que lo convierte hoy en un moderno crucero que ofrece la emoción de la navegación a vela. El estilo a bordo es informal y juvenil, pero con una gran orientación al cliente y a los servicios de crucero de lujo.

 

Wind Surf cuenta con seis cubiertas de pasajeros, que albergan los distintos tipos de camarotes (nada menos que 8 diferentes, incluyendo tres niveles de suites) y los locales disponibles para los huéspedes.

 

La cubierta 4 alberga la mayoría de los locales e instalaciones, así como la hermosa zona de la piscina de popa. Esta última ofrece una serie de tumbonas y algunas mesas resguardadas por sombrillas y es atendida por el Pool Bar, perfecto para refrescarse entre chapuzón y chapuzón. Dos jacuzzis completan la zona, que también ofrece un agradable paseo exterior hacia la proa.

 

Al entrar en la zona interior, también en la Main Deck de la cubierta 4, uno se encuentra con la Signature Shop, dedicada a diversos productos, cosméticos, ropa y joyas. Un poco más adelante se encuentran la Reception y la Excursions Office, que a su vez conducen a la amplia Yacht Club Café. Es el verdadero corazón del barco, donde podrás disfrutar de una buena taza de café a lo largo del día, tal vez acompañada de algún tentempié dulce o salado, pero también leer un buen libro expuesto en la Library, así como preguntar sobre los próximos cruceros en el desk especial. El Yacht Club Café se compone en realidad de una secuencia de varias salas, incluyendo una zona de ajedrez, dos hermosas maquetas de la flota de Windstar Cruises y cómodos asientos para leer o charlar.

 

El entretenimiento y la música encuentran su programación en el Lounge, un local igualmente grande situado en medio del barco. Un bar da servicio a la zona, formada por una serie de sofás y sillones laterales con mesas centrales, todo ello en un entorno luminoso con toques realmente elegantes.

 

Cerca de la proa se encuentra el Amphora Restaurant, el principal restaurante a bordo. Abierto para el desayuno y la cena, ofrece excelentes menús internacionales con maridajes de vinos sugeridos por sumilleres. Por un lado se puede disfrutar del panorama de la navegación gracias a los grandes ventanales, mientras que en la zona más interior se está sentado en sofás circulares que dan intimidad y un contexto de convivencia durante la cena.

 

La cubierta 5, Bridge Deck, alberga el puente de mando en la proa, alrededor del cual es posible caminar y observar el trabajo de los oficiales. En el centro del barco se encuentra el Wind Spa, equipado con varias salas de tratamientos y un pequeño pero completo salón de belleza. Por último, en la popa, se encuentra el maravilloso Compass Rose Bar, dotado tanto de una zona interior donde por las noches se canta y se escucha música en vivo, como de una zona exterior. Un lugar ideal para un aperitivo al atardecer o para bailar después de cenar.

En la superior Star Deck hay dos restaurantes de especialidades: el Stella Bistro, en el extremo de la proa, ofrece un menú francés en un ambiente elegante vestido de rojo y blanco. Las imágenes de barcos y velas decoran las paredes y la degustación, gratuita previa reserva, es una experiencia gastronómica que no debes perderte.

El Veranda Restaurant tiene una pequeña zona interior y una zona exterior más amplia, cubierta y descubierta. Abierto para el desayuno y el almuerzo como restaurante bufé, por la noche se transforma en The Candles, ofreciendo una cena servida “bajo las estrellas”, directamente en la cubierta exterior y con vistas a las velas.

 

El Terrace Bar, situado en la popa, ofrece una pequeña zona cubierta dedicada a los puros y los licores, y algunas agradables mesas al aire libre para disfrutar de la puesta de sol y la navegación. También en la Star Deck se encuentra el Fitness Center, un gimnasio amplio y bien equipado que también ofrece una espléndida vista del mar.

Las características especiales de Windstar Cruises y de los veleros de la flota, como el Wind Surf, son muchas. En primer lugar, ofrecen una experiencia de crucero con el máximo confort, creando un ambiente de convivencia y amistad, que lleva a los pasajeros y a la tripulación a conocerse y a compartir la experiencia del viaje con gran placer. Navegar en un velero representa, naturalmente, un valor añadido: poco después de partir de cada puerto, pronto se convierte en un ritual disfrutar del despliegue de las velas, practicado con esmero por los oficiales del barco y acompañado por las cautivadoras notas de la “Conquest of Paradise”.

Pero también es valiosa la presencia del puerto deportivo de popa. Siempre que es posible, Wind Surf abre la plataforma autopropulsada, lo que permite a los huéspedes disfrutar de la emoción de un baño en alta mar, relajarse en los flotadores proporcionados, y también utilizar las canoas y el surf.

Wind Surf nos hizo sentir nuevas emociones, confirmando cómo los barcos pequeños son capaces de ofrecer un alto nivel de servicio, aunque fuera de un contexto de rígida elegancia y formalidad. Además, para los amantes de la navegación, la experiencia de estar en uno de los mayores veleros del mundo es realmente impagable, y sin renunciar a la comodidad de unos camarotes amplios y luminosos y unos interiores confortables y de última generación.

No te pierdas más información, consejos y opiniones sobre Wind Surf en Cruising Journal; también encontraras los comentarios, el álbum de fotos completo, el video y muchos cruceros en oferta.

Gabriele Bassi

Comentarios